Máscaras del progresismo. La dialéctica de la educación

merece la pena, si no pasas de la ‘educación’ como adoctrinamiento y más

DESEDUCATIVOS

1

La idea de una educación progresista se inspira en principios de la Modernidad. Entre los principales avances de la Ilustración ha de mencionarse la reivindicación de la Escuela Popular como elemento fundacional de la extensión universal de la Libertad, Igualdad y Fraternidad entre los individuos que conforman una sociedad. A través de la educación como una  institución pública -una parte del Estado moderno-, se avanzaría en la Idea de un mundo liberado de prejuicios y fantasías ilusas: fin de la esclavitud, de la culpable heteronomía, de la múltiple variedad de modos de falsa conciencia. Entramos así en un proceso de infinita complejidad; entramos en el laberinto de lo que por obra de dos destacados pensadores – Theodor Adorno y Max Horkheimer-, se ha denominado “Dialéctica de la Ilustración”. Como no podía ser de otro modo, la educación se ha visto  de lleno inmersa en las antinomias del proceso…

Ver la entrada original 2.999 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: