Corrupción (poema)

Te veo,
acechando,
como bestia a su posible presa,
tras la espesura azarosa del vivir.

Esperando
que al caminar,
mis pies
despejen el sendero,
en el bosque de la vida,
y te permita, bestia, quedarte con mi alma,
entre tus ricas manos de comprador de perlas;

Mi alma rebelde y comprensiva,
que,
con tanto esfuerzo como placer,
he construido para convivir.

..Pero, yo, siempre, estoy de vigilia frente a ti: corrupción.

Mikel Orrantia Diez -Tar

Anuncios